<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d15797156\x26blogName\x3dSilvia+Corzo+Fan+Club\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://silviacorzo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://silviacorzo.blogspot.com/\x26vt\x3d-9088960722454940864', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Silvia Corzo Fan Club - El sitio de encuentro para los admiradores de la presentadora colombiana Silvia Corzo

21 de febrero de 2008

Pablito, su hijo, le dio la vuelta a la vida de Silvia ('El Tiempo', 21 de febrero de 2008)

Silvia y su hijo Pablo

Por Manuel Rincón Prada, redactor de El Tiempo

Fue por un hombre. Pero no por su esposo, el periodista Andrés Mora, sino por Pablo, su hijo de seis años, que la reconocida presentadora Silvia Corzo dejó su trabajo en el noticiero del canal Caracol, el pasado 4 de febrero.

Ella entendió el mensaje, estableció prioridades y, con dolor en el alma, tomó la determinación de dejar el trabajo que llevaba ejerciendo por más de nueve años. "La gente especula mucho, lo cierto es que dejé la presentación por un motivo muy simple: mi hijo".

"Llevaba cinco años sin dedicarle tiempo. Estaba muy intranquila manejando situaciones desde lo lejos. Gente extraña cuidándolo, niñeras fluctuantes, entre otras cosas", explica.

Sus jefes en Caracol la apoyaron, no sin antes manifestarle el pesar por su partida. "Cuando les di mis razones, que era mi familia, mi hijo, que ya no podía darle la espalda, me entendieron. Es más: me dijeron que esas razones eran indiscutibles".

Contó, además, que la actitud comprensiva del canal se debió en parte a que ella siempre fue muy incondicional: "Desde mi corazón les dije a todo que sí. Jamás había puesto a mi familia por delante. En su momento, hasta mi hijo entendió mis ausencias, por eso ahora agradezco mucho su apoyo".

Sin embargo, no fue fácil. "La primera semana no podía ver el noticiero. Hice mi duelo, pero cuando empecé a ver la carita feliz de mi hijo en las mañanas, eso me indicó que estaba haciendo lo correcto".

Corzo se inició en el canal Televisión Regional de Oriente. Luego pasó a Telepacífico en Cali. Cuando vivió en Bucaramanga, estudió Derecho en la Universidad Autónoma. Gracias a ello, está explorando esa faceta de su preparación. En ambas ciudades logró ejercer algo de su profesión. En Caracol vivió una situación similar, ya que en el último año a la par con la presentación en el noticiero y del programa Séptimo día, trabajó en la secretaría general del canal prestando asesoría jurídica. De hecho, es el trabajo al que se dedica actualmente.

"Estoy manejando cosas como contrataciones, derechos de rectificación y tutelas. Somos tres compañeras, que le colaboramos al abogado de la empresa en cosas legales", explica.

Desmintió que trabajará en un nuevo programa, pero no descartó que en un futuro cercano vuelva a ser presentadora. "La puerta sigue abierta. Si se me dan las condiciones, así será. Igual, sigo muy conectada al noticiero en la parte jurídica y al programa Séptimo día en sus notas, que son dos cosas que disfruto mucho".

Lo cierto es que mientras sigue recibiendo manifestaciones de cariño que le piden que regrese (especialmente de su club de fanáticos en silviacorzo.blogspot.com), Pablo sigue disfrutando de que su mamá le prepare el desayuno y lo lleve a la ruta, tal y como ocurre ya todas las mañanas.

Fuente: El Tiempo, 21 de febrero de 2008. La foto es del número 426 de la revista Aló (18 de marzo de 2005)

Etiquetas: , ,


0 comentario(s)

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

« Inicio